IES Marratxí         Curso 2011-12

Text Box: Volver

Espacio Babelia

1º Bachiller

Literatura on line

El teatro barroco: Lope de Vega y Calderón de la Barca

El espectáculo teatral y el corral de comedias

 

En la época barroca el teatro constituía la diversión popular por excelencia, si bien cada grupo social  ocupaba su lugar en el corral de comedias. Los primeros teatros surgidos en la segunda mitad del siglo XVI eran antiguos patios interiores (corrales), rodeados de casas , en los que se levantaba un tablado a modo de escenario, pero muy pronto se construyeron teatros permanentes (como el teatro del Príncipe (1574) o el de la Cruz en Madrid (1582)) .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los corrales de comedia representaban la férrea estructura social de la época. En el patio, de pie, se situaba el público masculino popular, los llamados “mosqueteros”, de los que dependía muchas veces el éxito o el fracaso de una representación. Las mujeres ocupaban la cazuela, una especie de palco situado frente al escenario, sobre la puerta de entrada. Los nobles, los ricos y las autoridades se acomodaban en los aposentos o palcos (ventanas laterales que daban al patio), a los que podían ir las damas acompañadas por familiares varones.

 

 

 

Text Box: Si quieres visitar un teatro de la época, como el Corral del Príncipe (Madrid), haz clic.

La escenografía era casi inexistente. El escenario era un tablado sin decorado, sin telón o con una simple cortina, colocado en una de las paredes del corral, frente a la puerta de entrada. Contaba con algunas puertas por las que entraban y salían los actores. El público debía imaginar el lugar donde transcurría la acción a través de las palabras de los personajes. En la segunda mitad del siglo XVII, la escenografía se fue desarrollando por influencia de las compañías italianas.

 

Las funciones solían ser muy largas, comenzaban en las primeras horas de la tarde para aprovechar la luz solar y duraban varias horas. El espectáculo constaba de:

· una loa (presentación en verso)

· el primer acto de la comedia

· un entremés

· el segundo acto de la comedia

· un entremés cantado o un baile

· el tercer acto de la comedia

· un fin de fiesta (baile).

 

Además de este teatro popular, se desarrolló el teatro cortesano (teatro palaciego en el que se utilizan ricos decorados y complejas tramoyas) y el religioso (autos sacramentales).

· Más información acerca de los corrales de comedias      (Materiales de lengua)

· El origen de los corrales de comedias

· Lope de Vega y los corrales

              LA COMEDIA NUEVA

“Comedia” era el nombre que adoptaba cualquier obra teatral en el siglo XVII, a pesar de que no se ajustara al concepto clásico de este género. Fue Lope de Vega el creador de la “comedia nueva” o "comedia nacional", fórmula teatral de gran éxito, pues consiguió sintonizar plenamente con el gusto del púbico. En el Arte nuevo de hacer comedias (1609) expone Lope sus características, que se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVIII.

Principales rasgos de la nueva fórmula teatral creada por Lope:

 

· Variedad temática: La comedia nacional extrae sus asuntos de la literatura (clásica, medieval o contemporánea), de la historia, del folklore... y muestra la extraordinaria capacidad de dramatización de los autores del XVII. Sus principales temas son: el sentimiento del amor, la defensa del honor y de la honra, la exaltación de la monarquía y del catolicismo (el teatro barroco ejerce una función propagandística para mantener el orden social).

 

· Rechazo de las “tres unidades” (lugar, tiempo y acción): Respecto al lugar, introduce numerosos escenarios que aportan vistosidad y dinamismo; en cuanto al tiempo, lo alarga Lope todo lo que le conviene. La unidad de acción es la más respetada, aunque en general junto a la acción principal se desarrolla otra secundaria.

 

· División de la obra en tres actos o “jornadas”, en lugar de los cinco de la literatura clásica, en función de la intriga. Por lo general, los actos corresponden a la exposición, nudo y desenlace del argumento, aunque Lope aconseja que hasta la mitad del tercer acto “apenas juzgue nadie en lo que para”, es decir, que no se pueda prever el final. El primer acto suele comenzar de forma abrupta para captar la atención del espectador desde el primer momento.

 

· Polimetría y variedad estrófica: exclusivamente escrita en verso, predominan en la comedia octosílabos y endecasílabos, si bien se incluyen otros metros; en cuanto a las estrofas, se utilizan preferentemente: romances, redondillas, cuartetos, décimas, sonetos... Para Lope cada situación exigía un tipo de estrofa.

 

· Lírica intercalada: cancioncillas y bailes interrumpen el curso de la acción principal y añaden espectacularidad a la representación.

 

· Mezcla de lo trágico y lo cómico, porque así ocurre en la vida cotidiana, con ello pretende dar verosimilitud a la obra.

 

· Decoro poético: consiste en la adecuación entre el tipo de personaje y su forma de hablar y de comportarse.

 

· Mezcla de personajes nobles y plebeyos, en la comedia debe haber variedad, al igual que en la vida.

 

· Creación de personajes-tipo, el autor barroco no suele profundizar en el estudio psicológico de sus personajes. Los personajes más habituales son:

 

 

El rey: representa el poder, la prudencia, en los conflictos sociales restablece el orden y apoya la justicia. Si es joven, debido a su inexperiencia e impulsividad, puede mostrarse soberbio e incluso injusto.

El poderoso (noble, capitán, comendador...), orgulloso de su linaje, actúa como antagonista, abusa de su poder, es malvado y tirano. Sobre él recae el castigo del rey que imparte justicia o bien son sus vasallos que se vengan de él.

El caballero o hidalgo: aparece como padre, hermano o esposo y vela por el honor familiar.

El galán y la dama: normalmente protagonistas de la obra, son una pareja de jóvenes enamorados pertenecientes a un mismo grupo social; en general, el galán es un caballero idealista, apuesto, generoso y valiente; la dama es bella y apasionada, con astucia logra vencer los obstáculos que se interponen entre ella y su enamorado.

El gracioso y la criada: la figura del gracioso es  característica del teatro barroco, suele ser el criado del galán, así como su amigo y confidente. Como contrapunto del galán, es cobarde y materialista. Su ingenio, su sentido del humor suavizan las escenas más tensas y, en ocasiones, da muestras de gran cordura y sensatez. A menudo vive una historia amorosa, paralela a la del galán, con la criada de la dama.

El villano: alcanza gran importancia en el teatro barroco, es un campesino rico, cristiano viejo, que se caracteriza por su sentido de la honra. Cuando el poderoso comete alguna injusticia contra él, se rebela y defiende sus derechos.

· Géneros característicos:

 

· Comedias de capa y espada o de enredo

· Comedias históricas o legendarias

· Comedias de aparato (de complicada puesta en escena, propias del teatro cortesano)

· Dramas religiosos y legendarios

· Dramas de honor

· Autos sacramentales

 

 

 

 

 

 

· Lope de Vega

 

 

· Calderón de la Barca

 

 

Realiza las actividades propuestas.

 

 

ACTIVIDADES

ENLACES DE INTERÉS

PRINCIPALES AUTORES